Comprar una villa como segunda residencia en Platja d’Aro

Comprar una villa como segunda residencia en Platja d’Aro

El sueño de toda persona es tener una lujosa villa para pasar los fines de semana. Comprar una villa como segunda residencia en Platja d’Aro es una buena opción para salir de la ciudad y desconectarnos del día a día. Vivir en alguna ciudad toda la semana no permite tener la calidad de vida a la que aspiramos, y teniendo cerca la Costa Brava es posible hacer un cambio sustancial.

Es cierto que en la ciudad tenemos más opciones de ocio, actividades culturales, tiendas y restaurantes…Pero las personas que tienen su familia y que quieren desconectar del tráfico y las masificaciones, tienen en Platja d’Aro la ocasión ideal para respirar aire puro y estar rodeado de naturaleza. ¿Por qué pagar un hotel cuando puedes tener tu propia villa con piscina? Comprar una villa  o una casa como segunda residencia en Platja d’Aro puede convertirse en la más acertada.

Comprar casa en Costa Brava en invierno tiene sus ventajas

La decisión de comprar una casa en Platja d’Aro es mejor tomarla en invierno. Las ventajas de hacerlo en temporada baja son innumerables: hay menos tráfico, las calles no están atestadas de turistas, y se pueden hacer las visitas con más tranquilidad. Visitar la Costa Brava en invierno siempre es un placer, porque eso permite no tener que reservar con antelación alguna mesa en el restaurante mientras tomamos nuestra decisión. Caminar por las calles sin las multitudes de la temporada alta, y disfrutar del agradable clima mediterráneo, ya es un placer. Comprar casa como segunda residencia en la Costa Brava puede ser un aliciente perfecto para mejorar la alegría de nuestro día a día.

Si además encontramos la villa de nuestros sueños, con piscina, jardín, dos plantas, solarium y un entorno de lujo, el placer es doble. En residencial Mas Nou tenemos una amplia cartera de villas en venta a cual más lujosa para disfrutar de tus descansos de fin de semana. Porque no es lo mismo pasar el fin de semana con el ruido de la ciudad, o con las prisas de reservar habitación, que frente a la piscina de tu propia villa en Costa Brava equipada con todas las comodidades. La coyuntura económica actual hace que sea un momento muy bueno para comprar una masía o una villa en Platja d’Aro como segunda residencia.

Las villas de lujo de Costa Brava tienen la ventaja de estar alejadas del centro. Es un remanso de paz y armonía, para dar paseos por las calas o la zona boscosa bajo el sol de invierno. En la urbanización Mas Nou los residentes tienen a pocos metros el campo de golf Club Golf d’Aro para poder disfrutar de su deporte favorito con los propietarios de otras villas de la urbanización y alrededores. El deporte es una actividad que se puede realizar en invierno, y dejar los deportes marítimos para el verano. La opción de comprar una dúplex o una villa en Platja d’Aro para compartir buenos momentos con los amigos y la familia puede ser muy gratificante.

Las villas en venta para segunda residencia, mejor con piscina

En invierno, lo que más nos gusta es estar en nuestra propia casa rodeados de comodidades. Un salón con una gran televisión, un cómodo sofá de piel, un solarium donde disfrutar las reducidas pero agradecidas horas de sol del invierno, y una piscina para nosotros solos. Hay días que el clima es tan primaveral que zambullirse en la piscina es una gran tentación. Tomar un mojito mientras disfrutas de las vistas no tiene por qué ser una rutina reservada a los meses de verano… comprar una villa en Platja d’Aro puede ser una opción perfecta para poder disfrutar del año de esta maravillosa zona.

La Costa Brava es un entorno privilegiado donde desconectar de toda la semana. Visitar los pueblos costeros de alrededor, como Palamós o Begur, es una excelente opción. Las calas se pueden visitar también en temporada baja, cuando las playas lucen más tranquilas y limpias que en la temporada estival. Hacer un tramo del Camí de Ronda, comer una langosta acompañada por los mejores vinos de la comarca del Ampurdán, y al atardecer degustar un gin tonic en el sofá de viendo series de Netflix con el paisaje  mediterráneo de fondo… Un placer que podremos disfrutar si compramos una casa lujosa o una villa en Platja d’Aro.

Decorar la nueva segunda residencia en invierno, durante los fines de semana, también tiene sus ventajas. La temperatura agradable invita a mirar catálogos y hacer visitas a las tiendas de decoración. Destinar alguna mañana o alguna tarde del fin de semana para ir acondicionando el salón, el jardín y las habitaciones de cara al verano ahorra tiempo para sólo tener que disfrutar al llegar la temporada alta. También es posible contactar con alguna empresa de decoración, aunque para un resultado más personalizado, un estudio de interiorismo suele ser la opción elegida por los propietarios de las villas de lujo. No requiere preocuparse de nada más que elegir el confort al comprar una villa o un dúplex de segunda residencia en Platja d’Aro.

Comprar una villa como segunda residencia en Playa de Aro es una gran decisión. En Residencial Mas Nou ofrecemos nuestro tiempo y asesoramiento profesional para hacer la mejor elección, y para disfrutar de la mejor estancia en Costa Brava durante el día de la visita.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar